Noble Herrera, bajo el imperio de la Ley

19 marzo 2011





La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín rechazó el recurso de apelación presentado por los abogados de los hermanastros Noble Herrera. El recurso esgrimía como defensa de la posición de los hermanastros, que la extracción de sangre es equivalente a la tortura. Ya habíamos dicho en otro artículo que lo que tortura a Ernestina Herrera y sus hijastros es el cumplimiento de la ley. Pero la Justicia decidió y se expidió poniendo a los Noble Herrera bajo el imperio de la Ley y no sobre la Ley y la Justicia, como ellos pretenden estar.

Los letrados de los hermanos Noble Herrera anticiparon que recurrirán ahora a la Cámara de Casación Penal, ante la que apelarán la medida por "inconstitucional". Se basan para ello en los casos Vazquez Ferrá y Gualtieri, en los que se planteó la inconstitucionalidad de las extracciones compulsivas por afectar derechos personalísimos. Lo que parecen olvidas estos letrados es la existencia de la Ley Nacional N° 26.548, que tiene por objeto:

garantizar la obtención, almacenamiento y análisis de la información genética que sea necesaria como prueba para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad cuya ejecución se haya iniciado en el ámbito del Estado nacional hasta el 10 de diciembre de 1983, y que permita: a) La búsqueda e identificación de hijos y/o hijas de personas desaparecidas, que hubiesen sido secuestrados junto a sus padres o hubiesen nacido durante el cautiverio de sus madres; b) Auxiliar a la justicia y/o a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales especializadas en la materia objeto de esta ley en la identificación genética de los restos de personas víctimas de desaparición forzada.


A tales fines la Ley Nacional N°26.549 modificó el Código Procesal Penal a partir de la ontrodicción del artículo 218 que establece que:

el juez podrá ordenar la obtención de ácido desoxirribonucleico (ADN), del imputado o de otra persona, cuando ello sea necesario para determinar la identidad de una persona




El ADN Noble Herrera debera contrastarse con todos los datos del BDNG

1 comentarios:

Anónimo,  marzo 20, 2011 4:58 a. m.  

George Liberace was so enamored with pizza that in 1959 he contemplated abandoning the brothers Liberace to open a parlor, reconsidering only when brother Lee, the pianist of the duo, teased him ruthlessly.
While the early New York pizzerias had been forced to sell by the slice to draw lunchtime business, most pies outside the five boroughs were sold whole, making it nearly impossible to eat pizza alone (although Jackie Gleason attributed his girth to having accomplished the feat many times, sometimes within the span of a single meal).

Publicar un comentario en la entrada

Todo Spam será eliminado. All Spam will be deleted

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP  

---------------------------
]]>