Biolcati o el confuso discurso de la confusion

01 agosto 2009



Hoy en la inauguración oficial de la 123º exposición rural, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, ofreció uno más de sus confusos discursos. En esta oportunidad Biolcati se refirió al Estado como un "predador insaciable"...

Hagamos un poco de memoria...

¿Llamó la Sociedad Rural Argentina "predador insaciable" al estado neoliberal menemista, que regaló los bienes del Estado y los recursos de la Nación, precarizó la Democracia sometiendo la soberanía popular a la soberanía de los grupos económicos, endeudó al pais y sentó las bases para la crisis económica del 2001?
Curiosamente no.

¿Llamó la SRA "predador insaciable" al estado constituido por las juntas militares genocidas que no solo predó sobre los bienes y la economía de la Nación sino que fue un verdadero estado predador que se cebó con la sangre de miles de argentinos?

Tampoco, curiosamente... Muy por el contrario, un año despues de acaecido el golpe militar del '76, la Sociedad Rural Argentina, publicó una solicitada adhiriendo y respaldando el golpe militar y su estado predador, que llevó a la muerte a miles de argentinos; sin olvidar la expoliación económica que esta dictadura significó para el pais.

¿A qué llamó Biolcati "estado predador"?
Al estado democrático en manos de la pesidente Cristna Fernández. Predador porque le ha dicho no a la dominación política y económica que significa contraer deuda con el FMI, porque de esa forma fortaleció la Democracia y la República al priorizar la soberania nacional y popular sobre la soberania de los grupos económicos expoliadores, por sus intenciones de redistribuir la riqueza favoreciéndonos todos y no solo los grupos de poder económico, por sostener a ultranza los derechos humanos, por atender verdaderamente al bienestar general del pueblo; por eso es, según Biolcati, un "estado predador"


En In Poculis opinamos que Biolcati está o proyectando su carácter predador, y el de la Sociedad Rural, sobre el Estado, o que el mencionado está muy confundido, pretendiendo, además, sembrar confusión respecto de donde moran los verdaderos predadores.

Alguno de los secuaces de Biolcati debería aconsejarle que atempere su soberbia y se adecue un poco a la legalidad; aunque más no sea para disimular y, así, poder disfrazarse, como gusta hacer, de republicano.
También deberían de recordar a Biolcati que el Estado es una institución que constituye una forma de organización social soberana cuya función es establecer las normas que rigen la sociedad; función para la cual posee potestad y autoridad. Es así que el Estado, y no la sociedad rural, organiza y regula la sociedad, estableciendo normas y velando por el bien común; cosa esta última, que jamás realizaría una institución de índole privada como es la Sociedad Rural...

¿Frente a tal realidad, Biolcati, cual sería, por lógica el "predador insaciable"?

¿El Estado, que nos representa a todos y que, idealmente, ha de velar por el bienestar general, o la Sociedad Rural Argentina y otras entidades agrarias acólitas, cuyo fin es defender el interés particular y privado?


Frente al discurso artero de aquellos que como Biolcati, pretenden confundir la realidad para así engañar al pueblo, es necesario recordar el lugar desde el cual hablan estos sujetos. Recordar su prosapia antidemocrática y profundamente antiargentina, fundada en una historia centenaria de entrega del pais, de propuestas político económicas arcaizantes propiciatorias de la expoliación y la miseria del pueblo y el beneficio de los grupos de poder económico entre los que siempre se ha encontrado la Sociedad Rural Argentina. Se debe recordar que estos sujetos no representan al campesino, como ellos pretenden hacernos creer; no representan al peón de estancia que si trabaja de sol a sol; muy por el contrario, estos sujetos viven de la explotación de los trabajadores rurales y pretenden vivir de la explotacion y miseria de la poblacion argentina. Sino ¿cómo se exlica la negativa de estos sujetos a las políticas de redistribución de la riqueza? ¿Cómo se explica esa manifiesta falta de solidaridad para con sus compatriotas?
Es necesario estar bien conciente de esto y no permitirles que hablen en nombre de la patria, cuando ellos no son capaces de ser solidarios con los otros argentinos, con sus compatriotas. No hay que permitirles arrogarse la voz de la patria, cuando ellos a lo largo de la historia, demostraron ser contrarios tanto a la patria como al pueblo que la constituye.
No hay que dejarse engañar por esas falsas sirenas, que en realidad son tiburones, para así no ser cómplices de aquellos que con falsedad y artimañas pretenden confundir al pueblo para encadenarlo, una vez más, al yugo de la avaricia y la rapiña de los grupos de poder económico a los que representan.




  • Posts Relacionados
  • Siguen las amenazas del subversivo Biolcati
  • Sojeros contra la Democracia
  • Biolcati justificó violentar la Ley
  • La viga en el ojo de Biolcati




  • 2 comentarios:

    De vierde man agosto 02, 2009 10:35 a. m.  

    Increible todo lo que se dice, y clarísimo. Increible que este pueblo, no pueda verlo.

    Gus septiembre 16, 2009 10:12 a. m.  

    Aguante el campo, pueblo=campo, pero claro, el zurdaje que nunca paso la Grl Paz y lee PAGINA/12 no lo entiende.

    http://politicamen-t-incorrecto.blogspot.com

    Publicar un comentario

    Todo Spam será eliminado. All Spam will be deleted

    Related Posts with Thumbnails

      © Blogger template by Ourblogtemplates.com 2009

    Back to TOP  

    ---------------------------
    ]]>