Exequias de Hugo Rafael Chavez Frias

08 marzo 2013



Por Mercedes López San Miguel

Tantos eran los venezolanos que hacían filas para poder despedirse de Hugo Chávez desde la noche anterior que a las cinco de la tarde de ayer el presidente encargado, Nicolás Maduro, anunció que durante siete días más estarán sus restos en la capilla ardiente para que todos puedan despedirlo. Maduro dijo también que el cuerpo de Chávez será embalsamado como los de Lenin y Mao, colocado en una urna de cristal y trasladado al Museo Histórico Militar, en el barrio 23 de Enero, donde se construye un mausoleo. El Museo de la Revolución, como lo llamó, será el primer lugar de reposo, y en sus palabras quedó deslizado que habría otro sitio que no mencionó, aunque se sabe que el oficialismo debate si votará en asamblea para que los restos de Chávez descansen junto con los de Simón Bolívar. “Ayer (por anteayer) hubo millones en las calles y sabemos que al pasar las horas serán más millones”, dijo el vicepresidente, y agregó “que venga todo el que lo quiera ver con amor, desde América latina y de todos lados”. Hoy a las 11 de la mañana se llevarán a cabo los funerales de Estado en los que participarán unos 50 jefes de gobierno.


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner le dio su último adiós a Chávez ayer en la Academia Militar. “En esta ocasión, lo mio no es protocolar. No vine a despedir a un presidente sino a un compañero y un amigo”, explicó por twitter. También señaló: “Hombres como Chávez no mueren nunca. Vive y vivirá en cada venezolano y venezolana que dejó de ser invisible y se tornó protagonista. Chávez está vivo. Para siempre”





Agitados, sudorosos, apelotonados, así estaban mujeres, hombres, niños por una sola causa: la necesidad de despedirse de su líder. El calor era arrasador y las filas, eternas; alguien desmayado por ahí, otro que se iba de su lugar en la espera porque ya no daba más. Alguno pasaba en silla de ruedas en medio de la multitud. A quien intentaba colarse le gritaban “fuera, fuera” y no tenía opción de quedarse. El que podía se cubría del sol con una bandera o algunos prevenidos llevaban paraguas y banquito. “¡Chávez no se va, Chávez no se va!”, coreaban de repente. “Es un líder, un héroe. No había ninguno como él, nos daba carro, lentes, casa con sus misiones”, dijo una mujer de nombre María Pérez, evitando que los empujones la hicieran trastabillar. Al su lado, dos jóvenes no cesaban de gritar: “Queremos ver a Chávez, queremos ver a Chávez”. Uno de ellos, de nombre Alfredo Villavicencio y 28 años, dijo que estaba allí desde las once de la noche. Siguió cantando: “Chávez, Maduro, el pueblo está seguro!”. 


33 Jefes de Estado, más de 50 delegaciones internacionales estuvieron presentes en las exequias de Hugo Rafael Chávez Frías.





Testimonio del diputado nacional Agustín Rossi: 

Llegaban de todos los rincones

Publicar un comentario en la entrada

Todo Spam será eliminado. All Spam will be deleted

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP  

---------------------------
]]>