Represa Ayui Grande: No al negocio de Clarin y Soros

28 agosto 2011



La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación concluyó que debe frenarse la realización de la represa sobre el Río Ayuí Grande, la cual inundaría 7800 hectáreas con fines de riego para la producción de arroz.

Como ya señaláramos en este blog hace más de un año atrás, la represa sobre el Ayuí Grande, emprendimiento privado, inundará 60 km de costa y su entorno natural adyacente en el que se encuentran profusos bosques en galería. Esta inundación matará estos bosques y los pastizales y pajonales de inundación de su periferia en un área superior a las 11.000 hectáreas de flora y fauna, constituyendo, incluso, una barrera infranqueable para los peces migratorios procedentes del río Miriñay. Afectará a especies protegidas de la provincia de Corrientes, como el lobito de río, el ciervo de los pantanos o el aguará guazú, declarados Monumento Natural Provincial, que tienen su habitat en los bosques que la represa Ayuí Grande destruirá.
También provocará la compactación del suelo y pérdida de fertilidad, nutrientes y materia orgánica en los horizontes superficiales e implicará el aporte de un importante volúmen de agroquímicos al sistema fluvial, con la consiguiente contaminación tanto del Ayuí como del Miriñay.

En el medio abiótico, el mayor impacto negativo será generado por la utilización del agua para riego, lo cual provocará una sensible pérdida en los valores medios de la descarga del arroyo Ayuí (27% de su descarga anual). La pérdida de descarga anual del río Miriñay en estas condiciones, en el Paso San Roquito, se situará en torno al 11%.

Este emprendimiento privado resulta además incompatible con las obligaciones asumidas por la República Argentina en el Estatuto del Río Uruguay de 1975 y otras normas y acuerdos internacionales vigentes en materia de derecho internacional del medio ambiente. Respecto de Estatuto del Río Uruguay, a la represa sobre el Ayuí Grande podría resultarle de aplicación los artículos 7 al 12 de dicho Estatuto; los cuales especifican que "la parte que proyecte cualquier tipo de obra u aprovechamiento de las aguas del río, que pueda llegar a tener entidad suficiente para afectar la calidad de las mismas, deberá comunicarlo a la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU)”

El proyecto para la construcción de esta represa había sido avalado por el gobernador de Corrientes, el radical Ricardo Colombi; a pesar que diversos organismos científicos y técnicos advirtieron sobre la degradación del medioambiente que produciría la represa Ayuí Grande; cuya construcción es requerida por José Antonio Aranda (Clarín) y George Soros para sus negocios.

El gobierno nacional en Septiembre del 2010 presentó un recurso de amparo ante la Corte Suprema reclamando la paralización de la obra. La Corte Suprema solicitó a la Prov. de Corrientes que en 90 días entregara un informe del impacto ambiental de la obra. Simultáneamente la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación conformó un grupo de trabajo integrado por especialistas en medioambiente que concluyeron que la represa sobre el Ayuí Grande constituye un peligro de daño grave e irreversible para el ambiente, situación que se agrava por la sustracción del 27,3 por ciento del caudal del Ayuí Grande

Texto de la Resolución de la Secretaría de Medioambiente y Desarrollo Sustentable



jose ruben sentis. tandil: soros le dijo chau al vice del grupo clarín



Publicar un comentario en la entrada

Todo Spam será eliminado. All Spam will be deleted

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP  

---------------------------
]]>