Mauricio Macri y un decreto que lesiona la libertad de expresión

18 abril 2011



Parece que Mauricio Macri pretende competir cuerpo a cuerpo con Silvana Giudici por ser el empleado favorito de Magnetto. No solo cerró un millonadio negocio con una de las empresas del Grupo Clarín, PRIMA S.A; negocio cuyo objetivo es la digitalización de las escuelas porteñas y que significará para el Grupo Clarín una ganancia de 274 millones de dólares en tan solo 5 años; sino que, para congraciarse definitivamente con Magnetto, sacó un decreto de necesidad y urgencia por el cual incorpora al Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires la penalización de acciones que atenten contra la libertad de prensa y expresión, como impedir la salida de medios gráficos e intimidar u hostigar a directivos, periodistas y otros trabajadores de la cadena de difusión para tratar de frenar la difusión de ideas y noticias; imponiendo como penas hasta 10 días de prisión y multas de hasta $50.000.

El Decreto 2/11 fue firmado por Mauricio Macri y los ministros del gabinete porteño en consonancia con los lamentos de Clarín, que se victimiza frente a las manifestaciones que sus empleados realizan frente a AGR S.A. (Industrias Gráficas Rioplatenses) Este decreto sería inconstitucional ya que la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires impide que el jefe de gobierno declare delitos y establezca penas de prisión o patrimoniales.

El decreto no solo viola la Constitución de la ciudad, sino que hace lo mismo con la Constitución Nacional, la cual garantiza el derecho a manifestarse; que ahora Macri pretende eliminar. La letra del decreto que le mandó firmar Magnetto a Mauricio Macri es además muy amplia ya que aplica no solo en casos de bloqueos sino también en casos de intimidación u hostigamiento de directivos, gerentes, trabajadores, periodistas o distribuidores de medios de prensa. ¿Qué quiere dar a entender Macri mediante este decreto? Hostigar significa molestar, y molestarse alguien puede hacerlo por diferentes motivos que no implican el impedimento de la difusión de las noticias. Por ejemplo Enresto Tenembaum se molestó porque la gente se manifestó en la plaza portando carteles de periodstas amordazados por dólares. ¿Habiéndose Tenembaum sentido molesto, hostigado por ello; cabría a esas personas ser penalizadas en virtud de este decreto? ¿De ser así no se está vulnerando el derecho del Pueblo a la libertad de expresión?
¿Hasta cuando el grupo Clarín seguirá atacando la libertad de expresión del Pueblo?



Publicar un comentario en la entrada

Todo Spam será eliminado. All Spam will be deleted

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger template by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP  

---------------------------
]]>